¿De qué país quieres obtener tu licencia? Cerrar

¿Cómo cambiar de marcha correctamente mientras conduzco?

Puntuación 4.7/5 (15 votos)
Actualizado el 19-05-2022

Si necesitas saber cómo y cuándo subir o bajar la marcha en tu cambio de velocidades, te dejamos una serie de trucos útiles para cambiar de marcha en vehículos diésel y de gasolina y cómo utilizar el embrague y el freno motor.

Abrir Índice

Como subir o bajar la marcha de la caja de velocidades


Una de las tareas más básicas que todo conductor debe dominar es el cambio de marchas de forma segura. Forma parte de las prácticas a las que se verá sometida una persona antes de obtener su permiso de conducir.

Aunque en el mercado de vehículos cada vez se encuentre con mayor facilidad un coche automático, sigue siendo importante saber cómo se cambia de forma manual.

La principal dificultad consiste en encontrar el momento perfecto para hacerlo. En este artículo te explicamos toda la información necesaria para dominar los cambios de marchas en moto y coche.


Pasos obligatorios para cambiar de marcha según la DGT

Para saber cómo cambiar de marcha adecuadamente, es necesario conocer los pasos obligatorios establecidos por la DGT. Quizás suene más difícil en la teoría, pero con algo de práctica cualquier puede dominarlos en poco tiempo.

Lo primero que se necesita saber para cambiar de marchas en un coche, es considerar todos los elementos que intervienen en la acción.

Entre estos elementos se encuentran los conocidos pedales, embrague y acelerador.

Con el acelerador se puede aumentar la velocidad del vehículo progresivamente mientras que el embrague quita o pone las marchas.

De esta forma, los pasos básicos para realizar un cambio de marcha serán:

  1. Dejar de acelerar.
  2. Apretar el pedal de embrague.
  3. Cambiar la marcha.
  4. Subir el pie del embrague.
  5. Acelerar.

Como puedes ver, en un coche esta tarea es muy fácil de realizar pero será un poco más difícil dominar el juego de pies entre pedal de embrague y acelerador.


Cambio de marchas en una motocicleta

Cambiar de marchas en una moto es otra de las tareas que todo conductor debe conocer si dispone de este vehículo. Sigue siendo fundamental considerar el embrague, el acelerador y la palanca de cambios para realizar el siguiente procedimiento:

  1. Se acciona el embrague utilizando la mano izquierda.
  2. Dejaremos de acelerar.
  3. Seleccionamos la marcha deseada: utilizando el pie izquierdo hacia arriba o hacia abajo.
  4. Soltaremos el embrague de forma gradual y suavemente con la misma mano izquierda.
  5. Aceleraremos de forma gradual mientras que al mismo tiempo se suelta el embrague con la mano derecha.
  6. Seguiremos acelerando con la nueva marcha hasta que se considere necesario utilizar otra.

Todo este proceso debe practicarse una y otra vez hasta que el conductor sea capaz de hacerlo de forma automática y sin riesgos.


¿Es posible cambiar de marcha sin usar el embrague?

Si bien en los coches automáticos no es necesario realizar cambio de marchas, también es posible no tener que realizarlos es un coche de cambio manual.

Cambiar de marcha sin pisar el embrague es uno de los movimientos más peligrosos que el conductor de motocicleta debe hacer y por ello deberá evitarlo.

El embrague es una de las piezas que directamente desacopla los engranajes para que el motor realice los cambios.

Si queremos hacer algún cambio de velocidad sin utilizar este elemento, se podrá ver afectada la caja de cambios por lo que está totalmente desaconsejado.

Una de las peores consecuencias que podemos conseguir con esta acción puede ser que se rompa la mencionada caja de cambios, daño que resultará muy caro de reparar.


¿Cómo aumentar de marcha de forma segura?

Desde que el coche arranca se utilizará la primera marcha, es fácil notar que se trata de la velocidad más suave. Es probable que tras recorrer los primeros seis metros el vehículo ya exige que se meta la segunda marcha.

Al subir la velocidad del vehículo, entra en práctica conocer cómo aumentar o cambiar a una marcha más alta de forma segura. Esto se puede realizar de la siguiente forma:

  1. Siempre que el tramo de vía sea adecuado se podrá proceder a realizar el cambio a segunda y a tercera. Este proceso puede llegar hasta que alcancemos la quinta marcha.
  2. La cuarta marcha suele ser una de las velocidades más apropiadas para circular por casi cualquier carretera interurbana pero adaptaremos siempre la velocidad a las necesidades de la vía.
  3. Deberemos mantener la segunda marcha cuando exista mucho tráfico en la calzada. Si el motor no supera las 2.000 revoluciones por minuto, es más conveniente subir a tercera.
  4. Prestaremos atención a las señales de tránsito que recomiendan los límites de velocidad para escoger la marcha más adecuada.


¿Cómo se reduce una marcha?

El proceso de reducir de marcha puede ser uno de los procesos más intuitivos al intentar cambiar de marcha. Esta técnica se puede realizar de las siguientes formas:


Utilizando el freno motor

El proceso de reducción de marcha siempre involucra mantener la suavidad y los debidos cuidados en el momento de accionar el cambio de marcha. Es por eso que ni el freno ni el embrague deberán presionarse muy bruscamente.

Al utilizar el freno del motor siempre se aconseja una progresividad suave para notar como el vehículo reduce su velocidad. Nos adaptaremos a la nueva marcha sin necesidad de poner en riesgo la circulación de otros coches.


Reducir la marcha con el embrague

Sucede lo mismo que con el freno del motor, el embrague deberá ser pisado de forma suave para que el vehículo continúe circulando.

Al mismo tiempo, es vital que en el momento de frenar. se cambie de marcha a la correspondiente según la velocidad a la que circulemos.


¿Cuándo debo cambiar de marcha?

Siempre será necesario tener en cuenta la relación que se establece entre la velocidad y la marcha que se debe mantener.

Todas las marchas poseen márgenes de velocidad que deben ser respetados para conducir con eficiencia y respetando la seguridad vial.

El siguiente aspecto que debe considerarse en los cambios de velocidades es distinguir entre si conducimos con un motor diésel o gasolina. 


En vehículos de Gasolina

Se recomienda cambiar de marcha cuando el motor alcance un aproximado de 2.000 y 2.500 revoluciones por minuto.


En vehículos Diésel

Siempre será necesario el cambio de marcha en el momento en que el motor alcance las 1.500 o 2.000 revoluciones por minuto.


Consejos del profesor para cambiar de marcha

La mejor forma de dominar y procesar toda la teoría sobre los cambios de marcha que nos pueda indicar el profesor, siempre será practicando y teniendo constancia para mejorar con ello.

La dificultad para cambiar de marcha siempre es algo que acaba desapareciendo cuando el cerebro va procesando más tiempo a los mandos de un vehículo.

Por lo tanto, se trata de algo que se puede dominar en semanas o meses dependiendo de la constancia.

Sin duda, es vital dominar los cambios de velocidades antes de circular por carreteras más transitadas para evitar así un posible accidente de tráfico.


¿Cómo obtener carnet de Conducir?

Prepara tu examen teórico de Conducción Online. Practicatest dispone de todos los Exámenes de la DGT.

Más información