¿De qué país quieres obtener tu licencia? Cerrar

Tipos de aparcamiento permitidos y sus trucos

Puntuación 4.7/5 (7 votos)
Actualizado el 28-09-2022

Conoce cómo estacionar correctamente según la normativa de la DGT en batería, línea u oblicuo. Te explicamos paso a paso cómo no fallar en el examen práctico y los trucos y referencias a tomar para un estacionamiento perfecto a la primera.

Abrir Índice

Cómo aparcar en batería, en línea y oblicuo


La parte del estacionamiento es de las que más fallan los alumnos a la hora de enfrentarse al examen práctico.

Y es que a la hora de aparcar se puede optar por diferentes métodos y seleccionar uno u otro dependerá, fundamentalmente, del tipo de aparcamiento ante el que nos encontremos y el espacio en cuestión que se tenga para maniobrar.

Sigue leyendo para conocer los trucos que debes conocer para aparcar el coche a la primera.

Tipos de aparcamiento permitidos

De forma general, existen tres tipos de estacionamiento:

  • Aparcamiento en batería.
  • Aparcamiento en línea o cordón.
  • Aparcamiento en oblicuo.

Cada una de ellas tiene una colocación inicial del vehículo y una serie de giros y maniobras con el volante diferentes ya que el vehículo quedará situado de una forma distinta en cada caso.


Aparcar en batería

Una de las posibilidades es aparcar en batería. Se trata de uno de los tipos de aparcamiento más comunes y consiste en estacionar el vehículo de manera paralela al resto de coches.


Cómo aparcar en batería fácilmente

Estacionamiento en batería y cómo hacerlo


El modo más sencillo para lograr aparcar en batería es hacerlo de frente, girando el volante e ir metiendo la parte delantera del vehículo, o bien marcha atrás.

  1. Para hacer esta maniobra correctamente, lo primero siempre es señalar que quieres proceder a aparcar.
  2. Para introducir el coche de la manera más sencilla posible, guíate en el coche que ya está aparcado y que quedará al lado del tuyo y coloca tu vehículo de manera perpendicular al otro, para ello debes calcular una distancia de medio metro.
  3. Pon la marcha atrás, gira al máximo el volante para llegar al espacio en el que quieres aparcar.
  4. Con la ayuda del retrovisor interior, comprueba que no hay ni peatones ni obstáculos y continúa con la marcha atrás con el volante girado, siempre guiándote con el retrovisor exterior para ver que no le das al coche de al lado y tienes suficiente espacio.
  5. No olvides entrar con tu coche lo más centrado posible y una vez esté el vehículo ya en sitio sube el freno de mano y apaga el motor.


Aparcamiento en línea o cordón

Por otro lado, el estacionamiento en línea o cordón será otra de las opciones que debes conocer. Se trata de una posibilidad que te permitirá colocar tu vehículo detrás de otro.

Aquí, fundamentalmente la clave es ver si tienes suficiente espacio para ello y que puedas maniobrar bien, al tiempo que dejas espacio tanto por delante como por detrás.


Consejos para aparcar en línea correctamente

Cómo estacionar en línea de forma fácil


En el caso de que vayas a aparcar en línea debes tener en cuenta que estos son los pasos que debes seguir para estacionar sin ningún tipo de inconveniente.

  1. Lo primero será señalizar adecuadamente la maniobra para que el resto de conductores sepan qué quieres hacer.
  2. Tras esto, coloca el coche en paralelo al vehículo de referencia y ve marcha atrás en línea recta. Para hacerlo correctamente tendrás que ver si el eje trasero del coche está a la altura del parachoques del coche que tienes aparcado delante.
  3. Tendrás que girar el volante, llevándolo hacia la dirección en la que buscas estacionar el vehículo y seguir con la marcha atrás hasta que veas con el retrovisor exterior el faro delantero del coche que tienes aparcado en la zona de atrás. Esta será la segunda referencia que tienes que tener en cuenta a la hora de aparcar en línea.
  4. Una vez hayas hecho lo anterior será el momento de girar por completo el volante hacia la dirección opuesta, y seguir con la marcha atrás, si tienes poco espacio siempre podrás rectificar con la primera marcha.
  5. Para terminar centra el coche al máximo dentro del espacio que tengas y páralo con la ayuda del freno de mano.


Aparcamiento en oblicuo

Por otro lado, también puedes optar por el aparcamiento oblicuo. Se trata de un tipo de aparcamiento que se hace de frente, y lo que se busca es meter de manera inmediata la parte delantera del coche en cuestión.


Cómo aparcar en oblicuo de forma fácil

Estacionamiento en oblicuo paso a paso


En cualquier caso, siempre hay una serie de recomendaciones a seguir de cara a realizar un óptimo proceso de aparcamiento en oblicuo:

  1. Lo primero será señalizar con antelación suficiente que vas a realizar la maniobra en cuestión.
  2. Por supuesto tendrás que reducir la marcha del coche y ve hasta el lado contrario al que vas a aparcar, gira el coche hacia el lado opuesto por completo para así meter el coche en el espacio en cuestión.
  3. Es importante que te ayudes de la visión que te proporcionan los retrovisores exteriores para comprobar que no rozas a ningún otro coche estacionado o que no te acercas demasiado.
  4. Si es necesario corrige la acción mediante la marcha atrás. Cuando ya tengas el coche estacionado, no olvides accionar el freno de mano y apagar el vehículo.


Recomendaciones y trucos a la hora de aparcar

Es importante que tengas en cuenta que aparcar un coche correctamente requiere práctica y algo de técnica.

Por ello, es importante que durante tus prácticas para el carnet de conducir hagas este tipo de ejercicios con tu profesor.

Del mismo modo, mantener la calma y seguir las recomendaciones arriba descritas, en función del tipo de estacionamiento que debas hacer, te ayudará a que puedas aparcar sin problema alguno y a la primera.


¿Cómo obtener carnet de Conducir?

Prepara tu examen teórico de Conducción Online. Practicatest dispone de todos los Exámenes de la DGT.

Más información