¿De qué país quieres obtener tu licencia? Cerrar

Consejos para aprobar el examen práctico a la primera

Puntuación 4.9/5 (16 votos)
Actualizado el 23-03-2022

Es una de las preguntas que más recibimos de nuestros alumnos: ¿Cómo puedo aprobar el examen práctico a la primera? Si quieres saber qué preguntas y órdenes puede darte el examinador y cómo responder, te dejamos los mejores trucos de nuestros profesores.

Abrir Índice

Cómo aprobar el examen práctico y preguntas del examinador


¿Has gastado cientos de euros en clases prácticas y has decidido subir a examen?

Si quieres aprobar el examen práctico a la primera y no sabes bien cómo puedes lograrlo, presta atención a estas recomendaciones de nuestros profesores más experimentados que te permitirán conseguirlo.

¿Qué debes hacer antes de subir al coche?

Al subir al coche lo primero que tienes que hacer son unas comprobaciones básicas vinculadas con la seguridad y saludar de manera educada al examinador.

Comprueba la zona de examen que te ha tocado y observa a tu alrededor para ver posibles señales de prohibición, etc y que no te pillen desprevenido. 

Por lo general tu profesor ya te habrá llevado por esa zona así que es posible que ya recuerdes los tramos de vía más conflictivos.

Primeros pasos al entrar en el coche

Nada más entrar en el coche tendrás que regular el asiento acoplándolo de tal modo que estés perfectamente situado y puedas conducir cómodamente.

Tras esto, ajusta los retrovisores para que tengas una visión completa en todo momento desde todos los ángulos posibles.

Cuando esté listo, ponte el cinturón de seguridad. En ese punto será el momento de quitar el freno de mano y arrancar el vehículo para comenzar a seguir las indicaciones que te dé el examinador.

¿Cómo controlar los nervios en el examen de conducir?

Estar concentrado, seguro de uno mismo y mantener la calma en todo momento es el mejor modo de poder controlar los nervios durante el examen de conducir.

Si bien es cierto que los nervios suelen aparecer en este tipo de situaciones hay que pensar que estamos ante una clase más y la clave para que todo salga bien siempre pasa por estar relajado, confiado en tus conocimientos, controlar al máximo el entorno en la medida de lo posible y, en última instancia, mantener la calma.


Señalización de las maniobras

Durante el examen, el examinador te irá dando la indicación de las maniobras y tendrás que apoyarte en las señales para ver cuándo es posible realizarlas y cuando debes esperar a la siguiente oportunidad.

Por ejemplo, puede que te diga cuando pueda gire a la derecha y en la próxima intersección no sea posible porque esté prohibido realizar dicho giro.

Por ello es importante en todo momento tener puesta la atención en lo que te dice el examinador y en las señales.

Tampoco debemos perder de vista al resto de usuarios de la vía, ya que en cualquier momento puede aparecer un peatón de imprevisto que nos puede arruinar el examen.

En cualquier caso, volvemos a la máxima de mantener la calma en el caso de que te saltes alguna indicación del examinador, puesto que ellos ya cuentan con ello y lo que valoran es que no sea algo reiterativo.

Además, en el caso de que tengas dudas sobre la indicación que te ha hecho, no tengas reparo en preguntarle.

Recuerda que mientras que el examinador no indica lo contrario, se ha de seguir recto, y en el caso de que no sea posible seguir recto, tendrás que preguntarle por la dirección que tendrás que tomar.

Por último, antes de hacer cualquier maniobra recuerda seguir este orden:

  1. Mirar por el retrovisor.
  2. Señalizar cuando sea necesario
  3. Realizar la maniobra en cuestión.

Señales de tráfico, stop y ceda el paso

Siempre has de respetar lo que se indique en las señales de tráfico. Cuando estés ante un stop tendrás que detenerte por completo y en el caso de que no tengas buena visibilidad adelanta un poco y vuelve a detenerte, siempre con cuidado de no poner el morro de tal modo que obstaculice al resto de vehículos.

Respecto los cedas al paso, no olvides que no son stops y que no debes hacerlos igual. Los cedas son paradas en las que sólo tendrás que detenerte por completo si ves que vienen otros vehículos.

De lo contrario, ralentiza sólo el paso. No te olvides de comprobar el coche que va por la vía principal para ver quién tiene que ceder el paso.

Observa el entorno y al resto de usuarios de la vía

Mira siempre a ambos lados en las intersecciones. Estate atento en todo momento a las señalizaciones y mira lo que hacen los otros coches. Por ejemplo, no debes pegarte demasiado al coche que circule delante de ti y tampoco causar tapón.

Siempre que estés ante un paso de peatones, cede el paso porque esto es sagrado en un examen de conducir.

El uso de las luces

Debes hacer un uso correcto de las luces durante el examen. Por ejemplo, tendrás que encender siempre las luces de cruce en el momento de entrar en los túneles y pasos inferiores.

La Velocidad

La velocidad que tendrás que seguir siempre tendrá que ser acorde al tipo de vía por el que estés circulando durante el examen.

Por ello, es importante prestes especial atención a las señales de velocidad y te adaptes a ellas en todo momento. Esto es fundamental porque se puede suspender tanto por circular demasiado despacio como por hacerlo por encima de los límites de velocidad.

Lo normal es que no los apures pero que seas razonable, circules conforme a la horquilla estipulada y no dificultes el tráfico al resto de coches.

Zonas de Examen

Los exámenes se realizan por diferentes zonas pero una vez sepas dónde te ha tocado no está de más que analices el entorno: desde las señales de velocidad, a las intersecciones, zonas de cambio de sentido, si hay zona de carril bici, etc.

En definitiva, se trata de detectar todas las posibles ‘trampas’ y controlarlas.

Preguntas al examinador

Entre las preguntas que el examinador puede hacerte, están las vinculadas a los diferentes tipos de luces y su uso o incluso preguntas de mantenimiento básico del vehículo.

Entre muchas otras te podrán pedir que abras el capó, cómo consultar o decirte que pares el vehículo y consultes los niveles de aceite, líquido de frenos, dirección, refrigerante y limpiaparabrisas.

También podría preguntar respecto al uso del claxon, sobre dónde están los triángulos de señalización y el chaleco reflectante y cómo identificar la batería del coche.

Ahora que ya sabes todos los trucos para aprobar el examen práctico y las acciones que pueden costarte el aprobado, el mejor consejo que te podemos dar es el siguiente:

  • Prepara bien tu teoría conociendo todas las normas de la vía.
  • Realiza todas las clases prácticas que necesites, no hay un número mínimo o máximo, todo dependerá de tu progreso.
  • Controla tus nervios el día del examen e intenta pensar que es una clase más de las que ya has hecho.


Por último vamos a recopilar en un listado todos los trucos del examen práctico para que los puedas copiar y tener a mano:


  1. Familiarizarte con el vehículo de prácticas y sus mandos principales.
  2. Comprobaciones previas de la mecánica del vehículo y preguntas generales.
  3. Regulaciones antes de arrancar el vehículo: Asiento, Retrovisores y Cinturón de seguridad.
  4. Salida del estacionamiento y especial observación del entorno de la zona de examen.
  5. Atención a la señalización vertical y horizontal de la vía. 
  6. Señalización de las maniobras y escucha activa de todas las órdenes del examinador.
  7. Regulación del uso de los dispositivos de alumbrado, (luces en los túneles etc).
  8. Control de la velocidad para cada tramo de vía. Especial atención a la conducción dentro de poblado (zonas a 30, calles residenciales etc...)

Mucha suerte con tu examen, verás que con estos trucos te es mucho más fácil subir al examen práctico y aprobarlo.


¿Cómo obtener carnet de Conducir?

Prepara tu examen teórico de Conducción Online. Practicatest dispone de todos los Exámenes de la DGT.

Más información