¿De qué país quieres obtener tu licencia? Cerrar
× Regístrate o haz login para practicar con los últimos exámenes DGT 2021 con explicaciones, manuales, test inteligentes...
Abrir Índice

La carga 


Operaciones de carga y descarga

De forma general, toda operación de carga y descarga deberá realizarse fuera de la vía. En ocasiones excepcionales cuando sea imprescindible realizarlas en ella deberá considerarse las siguientes normas:

  • El respeto de las normas relativas a paradas y estacionamientos. En poblado, aquellas que dicten las autoridades municipales sobre horas y lugares (prohibido estacionar en doble fila, en el arcén de vías interurbanas, etc.).
  •  En caso de que sea posible, la carga y descarga se hará por el lado del vehículo más próximo al borde de la calzada.
  • Se deberán usar los medios necesarios para hacerlo de forma rápida, evitando peligros, ruidos y molestias innecesarias a los demás usuarios.
  • Está prohibido depositar la mercancía en la calzada, arcén y zonas peatonales (deben ser llevadas del inmueble al vehículo o viceversa).
  • Las operaciones de carga y descarga de mercancías que puedan ser molestas, nocivas, malas para la salud, o como las que entrañen especialidades en su manejo o estiba, deberán atender además a lo establecido por las disposiciones específicas para la materia.


Estiba de la carga

La carga y los accesorios que se usen para su protección o acondicionamiento deberán situarse y sujetarse de manera que no puedan:

  • Comprometer la estabilidad del vehículo
  • Ocultar dispositivos luminosos, placas, distintivos o advertencias manuales del conductor
  • Arrastrar, caer o desplazarse de forma peligrosa
  • Producir ruido, polvo o molestias que puedan evitarse

La estiba de la carga juega un papel muy importante en la seguridad. Alguna de las recomendaciones para evitar sufrir un accidente por su mala colocación son:

  • Distribuir la carga de manera que el centro de gravedad del vehículo esté lo más bajo posible. Se deberán situar los objetos más pesados en posición horizontal y de forma que su masa de reparta por toda la superficie de la caja del camión. Haciéndolo así, además de una mayor seguridad, se evitarán desgastes prematuros en los neumáticos, frenos, dirección y suspensión.
  • Sujetar la carga de manera que no pueda desplazarse, dado que si lo hiciera podría provocar el vuelvo del vehículo. Asimismo, la carga bien sujetada reduce el riesgo de sufrir lesiones en caso de accidente, ya que podría salir proyectada hacia la cabina.
  • Extremar la precaución si conduce un vehículo que transporte líquido en una cisterna u otro recipiente de gran tamaño, ya que su desplazamiento produce un oleaje que afecta gravemente a la estabilidad del vehículo, especialmente si están cargados a la mitad. La misma precaución debe adoptarse en caso de que transporte reses vivas, dado que los animales pueden moverse y modificar el centro de gravedad del camión.
  • En caso de que tenga que transportar una carga ligera y otra pesada, deberá colocar en la parte delantera de la caja la carga más ligera, colocando encima del eje trasero la carga más pesada ligeramente adelantada.
  • Respetar las limitaciones del vehículo (observe la MMA para el camión estipulada en el permiso de circulación o en la tarjeta de inspección técnica). De lo contrario, se podrán producir deformaciones e incluso la rotura de su estructura metálica. Lo mismo podrá ocurrir si se distribuye incorrectamente la carga.

Sujeción de la carga

La sujeción de la carga deberá soportar las fuerzas generadas por la aceleración y deceleración del vehículo y que son:

  • En el sentido de la marcha: el peso de la carga multiplicado por 0,8 .
  • En sentido lateral: el peso de la carga multiplicado por 0,5 .
  • En sentido contrario al de la marcha: el peso de la carga multiplicado por 0,5 .
  • De forma general, debe impedirse la inclinación longitudinal o transversal de la carga .

Para distribuir correctamente la carga se deberá considerar las cargas máximas de eje autorizadas, así como las cargas mínimas de eje necesarias dentro de los límites de la MMA del vehículo, en consonancia con la legislación sobre pesos y dimensiones de vehículos.

A la hora de sujetar la carga, se tendrán en cuenta los requisitos de resistencia de algunos componentes de los vehículos como los puntos de amarre frontales, laterales, teleros (puntales) cuando se usen para sujetarla.

Podrán usarse uno o más de los siguientes sistemas de retención para sujetar la carga de manera que no se comprometa la seguridad del vehículo:

  • Enganche: es el mejor método para sujetar la carga. Tanto el vehículo como la misma tendrán una forma específica diseñada para encajar y prevenir los desplazamientos. Algunos ejemplos son: contenedor, jaula de acero para botellas, etc.
  • Inmovilización local: la carga se apoya directamente sobre una parte fije del vehículo como una pared, un poste rígido o bien otra carga. Si no puede apoyarse directamente contra alguna parte rígida, los huecos podrán llenarse con piezas de madera o con dispositivos similares.
  • Inmovilización general: en este caso re llenarán los espacios que estén vacíos usando material que no se deforme con facilidad, como la madera, y evitando usar otros como espumas o materiales textiles. No será necesario rellenar los huecos pequeños, pero la suma de los espacios vacíos en cualquier dirección no deberá ser mayor de 15 cm. En caso de cargas densas y rígidas como el acero o el hormigón, se reducirán todo lo posible los espacios vacíos.
  • Amarre directo: el objetivo con esta sujeción es crear una fuerza opuesta a las fuerzas de inercia generadas por la carga. Para este método se usarán cinchas, cables de acero o cuerdas de alta tecnología. En el amarre directo se permitirá que la carga empiece a moverse y este movimiento provocará un aumento de la sujeción. A su vez, éste deberá hacer que la carga deje de moverse, de ahí que el pretensado de las cinchas, cables o cuerdas sea el máximo posible. 
  • Amarre superior: también se denomina amarre de rozamiento o de empuje, y se usa para aumentar la fuerza de rozamiento entre la carga y la plataforma del vehículo para empujar la carga contra la plataforma. En cargas deformables, la tensión del amarre varía durante el transporte, por lo que se debe volver a tensarlo cuando sea necesario durante el viaje.
  • Instrucción 18/TV-103: De forma general, la estiba será por cuenta del cargador (quien contrata el transporte) a menos que se asuma por el porteador (quien realiza el transporte). No obstante, en servicios de paquetería o similares donde el conductor pueda manipular fácilmente los bultos, la estiba de las mercancías corresponderá, en todo caso, al porteador. 


Cuánto puede sobresalir la carga

En vehículos no destinados únicamente al transporte de mercancías (como turismos o vehículos mixtos) la carga sólo podrá sobresalir por la parte posterior:

  • Hasta un 10% de la longitud del vehículo si la carga es divisible
  • Hasta un 15% de la longitud del vehículo si la carga es indivisible

En los vehículos destinados exclusivamente al transporte de mercancías, como norma general la carga NO podrá sobresalir de la proyección en planta del vehículo. La excepción se da cuando la carga es indivisible y esté perfectamente estibada, pudiendo sobresalir:


A lo largo del vehículo:

  • En vehículos de longitud no superior a 5 metros: 1/3 de la longitud del vehículo por la parte delantera y otro por la parte trasera. En caso de que el camión mida 3 metros, la carga podrá sobresalir 1 m por delante y otro por detrás.
  • En vehículos de longitud superior a 5 metros: 2 metros por la parte delantera y 3 metros por la parte trasera. Siempre que la longitud total no sea mayor a la indicada para el vehículo.


A lo ancho del vehículo:

En los casos en que la dimensión menor de la carga indivisible sea superior al ancho del vehículo, podrá sobresalir hasta 0,40 m por cada lateral, siempre que la anchura total no sea mayor a 2,55 m.

Las cargas divisibles NO podrán sobresalir de la proyección en planta para estos vehículos.

Se entenderá por carga indivisible aquella que no puede dividirse en dos o más cargas sin coste o riesgo innecesario de daños y que debido a sus dimensiones o masas, no puede ser transportada por un vehículo que se ajuste a las masas o dimensiones máximas autorizadas.

Se considera también carga indivisible la constituida por varios elementos de la misma naturaleza y destinados al mismo objetivo, con dimensiones iguales o diferentes, de los que una o dos de las dimensiones del mayor elemento del conjunto exceden las dimensiones máximas establecidas en su reglamentación.


Actuaciones en caso de que la carga sobresalga de la proyección en planta

Se deberán aportar precauciones necesarias para evitar daños o peligrosa los demás usuarios, debiendo resguardarla en la extremidad que salga para aminorar los efectos de los posibles roces o choques y señalizarla adecuadamente.

Señalización de la carga

De día y con tiempo claro:

  • Por la parte delantera no es necesario.
  • Por la parte trasera: se colocan 1 o 2 paneles (señal V-20). Se colocan 2 paneles en los extremos de la carga que sobresalga longitudinalmente por toda la anchura de la parte trasera del vehículo. Sus franjas formarán una geometría de V invertida.

Entre la puesta y la salida del sol (de noche) o bajo condiciones meteorológicas o ambientales que disminuyan sensiblemente la visibilidad:

  • Por la parte delantera: con una luz blanca.
  • Por la parte trasera: además del panel, con una luz roja.

Las cargas que sobresalgan lateralmente del gálibo del vehículo de manera que su extremidad lateral se encuentre a más de 0,40 m del borde exterior de la luz delantera o trasera de posición, deberán señalizarse en cada una de sus extremidades laterales, hacia adelante, con una luz blanca y un dispositivo reflectante de color blanco, y hacia atrás, con una luz roja y un dispositivo reflectante de color rojo.

En los vehículos que tengan un ancho inferior a 1 metro, no será necesario señalizar la carga que sobresalga de la parte trasera.


Las Puertas

Queda prohibido circular con las puertas abiertas, abrirlas antes de que el vehículo esté inmovilizado y abrirlas o apearse sin asegurarse de que no se crea peligro alguno.

Asimismo, siempre que sea posible se deberá entrar y salir del vehículo por el lado más cercano al borde de la vía (normalmente el del acompañante) para reducir de esta forma el riesgo de ser atropellado.


Dimensiones y masas máximas autorizadas


Dimensiones máximas del vehículo y su carga

Las dimensiones máximas de un vehículo de motor rígido, incluyendo su carga, son:

  • Longitud máxima de 12 m, excepto autobuses.
  • Altura máxima de 4 m, excepto autobuses urbanos (4, 20m) y portavehículos, vehículos grúa y vehículos que llevan contenedores cerrados (4,50 m).
  • Ancho máximo de 2,55 m, salvo superestructuras de vehículos acondicionados para transportar mercancías a temperaturas dirigidas (isotermos) y autobuses acondicionados para el traslado de presos (2,60 m).

Los vehículos que tengan dispositivos aerodinámicos homologados que puedan plegarse o desmontarse, podrán rebasar la longitud máxima sin que ello implique un aumento de la capacidad de carga.

Los vehículos que transporten contenedores o cajas móviles de 45 pies en transporte intermodal, podrán rebasar en 15 cm la longitud o distancia máxima que tengan autorizada.

Los vehículos o conjuntos de vehículos con longitud mayor a 12 m deberán llevar en la parte trasera la señal V-6 de vehículo largo.

Señales relacionadas

Limitación de longitud: prohíbe el paso a vehículos o conjuntos de los mismos con una longitud máxima (incluyendo la carga) que supere la señalada.

Limitación de altura: prohíbe el paso a vehículos con una altura máxima (incluyendo la carga) que supere la señalada.

Limitación de anchura: prohíbe el paso a vehículos con un ancho (incluyendo la carga) que supere el señalado.