¿De qué país quieres obtener tu licencia? Cerrar
× Regístrate o haz login para practicar con los últimos exámenes DGT 2020 con explicaciones, manuales, test inteligentes...

Definiciones para el permiso D


Definiciones generales

  • Conductor profesional: persona cuya profesión principal está dirigida a la circulación con vehículos a motor destinados al transporte de mercancías o de personas.
  • Automóvil: vehículo de motor cuya función general es la de transportar personas, bienes o ambas, o bien para la tracción de otros vehículos con este objetivo. Los vehículos especiales no entran en esta categoría.
  • Conjunto de vehículos: Tren de carretera: se denomina así al automóvil que se constituye por un vehículo de motor enganchado a un remolque.
  • Vehículo articulado: se denomina así al automóvil constituido pro un vehículo de motor acoplado a un semirremolque. 


Definiciones de autobuses

  • Autobús o autocar: Se denomina así al automóvil con un número máximo de 9 plazas, incluyendo la del conductor. Su objetivo vendrá determinado por su construcción y acondicionamiento al transporte de pasajeros y de sus equipajes. En esta categoría se incluye el conocido como Trolebús, un vehículo conectado a una línea eléctrica que no circula a través de raíles. 

Con respecto a los criterios de conducción, se clasifican los siguientes tipos:

  • Autobús o autocar: así se denomina al tipo de automóvil que puede transportar a más de 9 pasajeros, incluyendo al conductor. Entre los mismos, se encuentran los que tienen una mma inferior o igual a los 3500 kg y los que la tienen superior.
  • Autobús o autocar articulado: así se denomina al autocar compuesto por dos partes rígidas que se unen entre sí mediante una articulación. Estos compartimentos para pasajeros permanecen conectados y se comunican, de manera que la sección articular permite al vehículo el movimiento entre las partes rígidas. La conexión y separación entre ambas partes sólo puede realizarse en el taller. Los autobuses articulados no se consideran vehículos articulados.
  • Autobús o autocar de dos pisos: así se denomina al autobús en el que los lugares dirigidos a los pasajeros están establecidos en dos niveles superpuestos, al menos en parte, siendo el superior completamente de plazas con asientos.
  • Autobús o autocar mixto: así se denomina al autobús dirigido y construido para el transporte de personas y mercancías de manera simultánea y separada.

Con respecto a los criterios de utilización, se clasifican los siguientes tipos: 

  • Autobús o autocar urbano: vehículo dirigido y acondicionado al transporte urbano y suburbano. En esta categoría los vehículos disponen de plazas que son tanto asientos como para ir de pie, y están equipados para permitir los movimientos de pasajeros debido a las numerosas paradas.
  • Autobús o autocar de corto recorrido: vehículo dirigido y acondicionado para el transporte interurbano. Estos vehículos no cuentan con plazas dirigidas especialmente para viajeros de pie, pero pueden permitirse el transporte de este tipo de pasajeros en recorridos de corta duración a través del pasillo de circulación.
  • Autobús o autocar de largo recorrido: vehículo dirigido y acondicionado para viajes de larga distancia. Su objetivo es asegurar la comodidad de los pasajeros en plazas de asientos, sin tener plazas para pasajeros a pie.
  • Autobús o autocar escolar: vehículos dirigidos únicamente al transporte de escolares.
  • De acuerdo a lo establecido en el Reglamento nº 36 sobre prescripciones uniformes relativas a las características de construcción de los vehículos de transporte público de personas, se entenderá como vehículo de transporte público aquél que tenga como fin el transporte de más de 8 pasajeros. En este sentido existen 3 tipos de vehículos: 
  • Clase I Autobús: vehículo dirigido y acondicionado al transporte urbano y suburbano. Este tipo de vehículos tendrán asientos y plazas destinadas a pasajeros que irán de pie. Irán equipados para permitir el movimiento entre los mismo debido a la frecuencia de sus paradas.
  • Clase II Autocar interurbano: estos vehículos no cuentan con plazas dirigidas especialmente para viajeros de pie, pero pueden permitirse el transporte de este tipo de pasajeros en recorridos de corta duración a través del pasillo de circulación.
  • Clase III Autocar de turismo de largo recorrido: Su objetivo es asegurar la comodidad de los pasajeros en plazas de asientos, sin tener plazas para pasajeros a pie. 

En la correspondiente Tarjeta de Inspección Técnica figurarán la clase a la que pertenece. Un mismo vehículo podrá pertenecer a más de una clase, salvo las clases I y II de manera conjunta. En esta situación podrá homologarse para cada una de las clases correspondientes.


Categorías de vehículos

Los vehículos se clasificarán en las categorías M cuando sean para transporte de personas, N cuando transporte mercancías y O para remolques y semirremolques.

Categoría M 

Son los vehículos dirigidos a transportar personas con un mínimo de 4 ruedas. En función del número de plazas y de su mma se clasificarán en las siguientes categorías:

  • M1: los que además del asiento del conductor cuentan con ocho plazas senadas como máximo.
  • M2: los que además del asiento del conductor, cuentan con más de ocho plazas y una mma que no sea superior a los 5000 kg.
  • M3: los que además del asiento del conductor, cuentan con más de ocho plazas y una mma superior a los 5000 kg. 


Definiciones relacionadas con la Masa del Vehículo

  • Tara o masa en vacío: masa del vehículo con su equipo fijo autorizado, sin llevar personas ni carga y con una dotación completa de agua, combustible, lubricante, herramientas y accesorios.
  • Masa en orden de marcha: Es la consecuencia de sumar a a la tara la masa estándar del conductor, establecida en 75 kg y, en el caso de autobuses, la de un acompañante si lo llevara (otros 75 kg).
  • Masa en carga: es la masa real del vehículo y de su carga, incluyendo los pasajeros (es decir, la masa del vehículo cargado).
  • Masa por eje: es la masa que gravita por encima del suelo y que se transmite por todas las ruedas que van en ese eje.
  • Masa máxima autorizada (MMA): es el peso máximo que e puede alcanzar un vehículo cargado para circular con el mismo por las vías públicas.
  • Masa máxima autorizada del conjunto: es el peso máximo que pueden tener dos vehículos cargados para circular por las vías públicas. 


Otras definiciones

  • Combustibles alternativos: son los que tienen como función sustituir, al menos parcialmente, a las fuentes de energía fósil. Ayudan a la descarbonización y son beneficiosos para el medio ambiente. En esta categoría se encuentran:
    • Electricidad o la energía mecánica procedente de las baterías.
    • Biocarburantes o combustibles sintéticos o parafínicos.
    • Hidrógeno o pila de combustible.
    • Gas natural comprimido o licuado, incluyendo el biometano.
    • Gas licuado del petróleo (GLP). 


La documentación del autobús


Los permisos de conducción de las clases D1-D

Solamente podrán obtenerse por aquellas personas que sean titulares del permiso B independientemente de su antigüedad. Los vehículos que autorizan a conducir son:

  • Permiso D1: Mínimo 21 años: automóviles diseñados y construidos para el transporte de no más de 16 pasajeros más el conductor, con una longitud máxima que no supere los 8 metros.
  • Permiso D: Mínimo 24 años: automóviles diseñados y construidos para el transporte de más de 8 pasajeros además del conductor. Implica la concesión del permiso D1.


Estos automóviles podrán llevar enganchados un remolque ligero (con MMA inferior a 750 kg). Para poder autobuses con remolque de más de 750 kg de MMA se necesita el permiso de las clases D1 + E o D+E. 

El permiso de la clase D autoriza a conducir autobuses, trolebuses y autobuses articulados.

Para conducir vehículos especiales no agrícolas o sus conjuntos se necesita el permiso D1 cuando el número de personas transportadas, incluido el conductor, supere las 9 y no sea mayor de 17, exigiéndose el permiso D cuando sean más de 17.

Para conducir automóviles dirigidos al transporte de mercancías en los que se autorice el transporte de más de 9 personas se precisa, además del permiso específico según el vehículo, el de la clase D o D1 según el número de personas que se transporte, incluyendo el conductor, y si éste supera las 17.


Vigencia de los permisos

Los permisos de la clase D1-D tendrán una vigencia de:

  • 5 años hasta que el titular cumpla los 65 años.
  • 3 años si el titular supera los 65 años.

El período de vigencia podrá reducirse si se comprueba que el titular padece alguna enfermedad o deficiencia que, si bien de momento no impida su autorización o prorroga, es posible que se agrave.

Los permisos y licencias de conducción se podrán prorrogar siempre que su titular mantenga los requisitos exigidos para su otorgamiento y no haya perdido la asignación total de puntos. Si su plazo de vigencia hubiese vencido, no autorizan a conducir y su uso da lugar a su intervención inmediata.


Certificado de aptitud profesional CAP

Esta nueva formación es obligatoria para algunos conductores profesionales y establece:

  • Una cualificación inicial que debe obtenerse con independencia del permiso de conducción .
  • Una formación continua encaminada a mantener actualizados los conocimientos exigidos originariamente, básicamente relacionados con la actividad de transporte a la que se dedican profesionalmente estos conductores. 


Esta formación será necesaria para la conducción por vías públicas españolas de vehículos de empresas establecidas en cualquier Estado miembro de la UE, para la que resulte obligatorio estar en posesión de permisos de conducción de las categorías C1, C1+E, C, C+E, D1, D1 + E, D O D+E.

El CAP acredita que el conductor que lo ha conseguido ha superado los cursos y exámenes exigidos para la obtención de la cualificación inicial de los conductores. Este certificado se expedirá sin plazo de validez predeterminado, aunque su vigencia quedará condicionada a que su titular cumpla dentro de los plazos con los cursos de formación continua relevantes.

El certificado de aptitud profesional será expedido por los órganos competentes para el otorgamiento de autorizaciones habilitantes para la realización de transporte público discrecional de pasajeros y mercancías por carretera.


Estos cursos no los deben llevar a cabo los conductores de los siguientes vehículos:

  • Aquellos con una velocidad máxima autorizada inferior a los 45 km/h ora.
  • Los que se usen por los servicios de las Fuerzas Armadas, protección civil, bomberos y Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, o bajo el control de los mismos.
  • Los que estén siendo sometidos a prueba en carretera para fines de mejora técnica, reparación o mantenimiento, bien sean nuevos o transformados y aún no estén en circulación.
  • Los utilizados en situaciones de emergencia o misiones de salvamento.
  • Los que se usen en clases prácticas dirigidas a la obtención de permisos de conducción o certificados de aptitud profesional.
  • Los usados para realizar transporte privado particular de viajeros o mercancías.
  • Los usados para realizar transporte privado complementario en los que solamente se transporte material o equipos para el uso del conductor en el ejercicio de su profesión siempre que la conducción del vehículo no represente la actividad principal del conductor.
  • Los usados para realizar transportes sanitarios especialmente acondicionados para prestar soporte vital básico o avanzado.
  • Transportes realizados en vehículos que lleven unidos de forma permanente máquinas o instrumentos constituyendo el uso exclusivo del vehículo. Esta exención incluye el transporte a bordo de tales vehículos de aquellas piezas, herramientas u otros dispositivos que resulten necesarios para el correcto funcionamiento de la máquina o equipo o la adecuada prestación de los servicios en que se encuentren.
  • Transportes realizados íntegramente en recintos cerrados dedicados a actividades distintas del transporte terrestre a menos que sean aquellos supuestos en que se establezca expresamente la obligatoriedad de la autorización.
  • Transportes de basuras e inmundicias realizados en vehículos especialmente acondicionados para ello 


Documentación que debe llevar el vehículo 

Deberá llevar consigo los originales o fotocopias cotejadas de los siguientes documentos:

  • Permiso de circulación .
  • Tarjeta de inspección técnica de vehículos en vigor e informe de la última inspección ITV.
  • Documentación acreditativa de la vigencia del seguro obligatorio o del seguro obligatorio de viajeros en su caso.
  • Documentos relacionados con la actividad del transporte.

Asimismo, si lleva un remolque deberá llevar: 

  • Su tarjeta de inspección técnica si el remolque es ligero .
  • Su permiso de circulación, tarjeta de inspección técnica y documentación relativa al seguro si el remolque no es ligero .


El permiso de circulación

Se trata del documento que autoriza a la circulación del vehículo. En él constará entre otra información el nombre y domicilio del titular, la matrícula, el número de bastidor, la fecha de la primera matriculación, las plazas y la MMA. Es obligatorio para los automóviles, remolques y semirremolques con MMA mayor a los 750 kg.


Tarjeta de Inspección Técnica (ITV)

Es el documento acreditativo de que le vehículo cuenta con las condiciones técnicas necesarias para la circulación. En éste se encuentran los datos técnicos del vehículo. 

Una vez asignado el Número de Identificación del Vehículo (NIVE), la DGT expide la Tarjeta de Inspección Técnica en formato electrónico (e-ITV) para que puedan inscribirse las anotaciones por medios electrónicos. Es obligatoria para ciclomotores, vehículos de motor, remolques y semirremolques (ya sean ligeros o no).


Frecuencia de la inspección técnica periódica (ITV)


Vehículos y su frecuencia

Los que se dedican al transporte de personas, incluido el transporte escolar y de menores, con capacidad para 10 plazas o más incluido el conductor:

  • Hasta los 5 años: anual.
  • Más de 5 años: cada 6 meses (semestral) .


Aclaraciones
  • El encargado de someter el vehículo a la ITV es el propio titular .
  • Para sacar cuándo debe pasar la 1ª ITV deberá consultar el permiso de circulación (1ª fecha de matriculación). Para saber las siguientes, deberá consultar la tarjeta de inspección técnica (plazo de validez de la inspección) o el distintivo del parabrisas.
  • Se podrá pasar la ITV hasta 30 días antes de que finalice el plazo de la vigencia. Sin embargo, la nueva vigencia comenzará a contar desde cuando finalice la vigencia anterior. Existirá en todo caso libertad de elección de la estación ITV para pasar las mismas.
  • Para poder pasar la inspección técnica periódica se deberá presentar el original del permiso de circulación y cuando sea necesario, de la tarjeta de inspección técnica. Las estaciones de ITV requerirán acreditación del seguro obligatorio en todas las inspecciones como condición para establecer su resultado favorable.
  • Cuando el resultado de la ITV sea favorable, se deberá colocar le distintivo V-19 en el ángulo superior derecho del parabrisas por su parte anterior. Si el vehículo presenta defectos leves deberán repararse en un plazo máximo de 2 meses.
  • Si el resultado de la ITV es desfavorable, la estación concederá un plazo no superior a los dos meses para corregir los defectos.
  • En caso de que el resultado sea negativo, solo podrá trasladarse el vehículo al taller por medios ajenos al mismo. 


Inspecciones Técnicas Extraordinarias

Se realizarán cuando:

  • Cuando el vehículo sea objeto de una reforma de importancia con el objetivo de que el organismo correspondiente autorice su instalación. El titular deberá presentarlo a inspección en menos de 15 días.
  • Cuando se produzca un cambio de destino del vehículo se solicite un duplicado de la documentación por extravío.
  • Cuando el vehículo haya sufrido daños importantes que puedan afectar al bastidor o a su sistema de dirección, suspensión o frenado.


Inspecciones Técnicas en carretera

Estas inspecciones serán iniciales, con un carácter más minucioso en carretera a vehículos comerciales con prioridad para los que cuenten con un perfil de riesgo alto basado en los sistemas de clasificación de riesgo por el número de deficiencias y su gravedad.

Asimismo, podrán seleccionarse vehículos al azar o que presenten algún riesgo para la seguridad vial. Se realizarán usando técnicas y equipos disponibles actualmente y sin utilizar herramientas para el desmontaje del vehículo.

En la inspección técnica inicial el inspector comprobará el último certificado ITV y el informe de inspección en carretera, así como podrá realizar inspección visual del estado técnico del vehículo y de la sujeción de su carga cuando la tenga.

De acuerdo al resultado de la inspección inicial podrá realizar controles técnicos por cualquier método para justificar una decisión de someter al vehículo a una inspección técnica más minuciosa en una unidad móvil o en una estación ITV. En ésta se tendrá que considerar la seguridad de los frenos, neumáticos, ruedas, chasis y emisiones contaminantes.

Asimismo, se elaborará un informe con copia para el conductor. Aquellos que se haya inspeccionado en los tres meses previos no volverán a inspeccionarse salvo si existen deficiencias evidentes.

Las deficiencias detectadas se clasificarán en leves cuando no hay efectos significativos en la seguridad, graves cuando la seguridad del vehículo está perjudicada y peligrosas cuando hay un riesgo inmediato y directo. Las graves o peligrosas que se detecten tendrán que ser subsanadas antes de volver a la circulación. El inspector podrá someterlo a una inspección en una estación fija en el plazo de 15 días hábiles para su reparación.

Los agentes de la autoridad podrán inmovilizar el vehículo cuando presente deficiencias que constituyan un riesgo especialmente grave para la seguridad vial y disponer su traslado hasta un taller cercano. Si las deficiencias no requieren subsanación inmediata, se debe llevar a cabo una reparación para corregirlas y someterse a una nueva inspección en un máximo de 15 días hábiles.


Vehículos comerciales

  • Vehículos de motor destinados al transporte de personas con más de 9 asientos, incluido el conductor, o destinados al transporte de mercancías cuya mma sea mayor a 3500 kg.
  • Remolques que transporten mercancías o personas con una mma mayor a 3500 kg
  • Tractores que superen los 40 km/h usados para el transporte comercial
  • Vehículos comerciales ligeros con un paso menor a 3500 kg


Seguro obligatorio de responsabilidad civil

Entre otros vehículos deben asegurarse los automóviles, vehículos especiales y remolques o semirremolques con una mma superior a los 750 kg, enganchados o no.

El seguro obligatorio cubrirá con una cantidad limitada la responsabilidad civil del conductor que, debido a actuaciones de la circulación, cause daños a las personas o a los bienes.

Se entenderá por actuaciones de la circulación los que se deriven del riesgo creado por conducir vehículos a motor, tanto por garajes y aparcamientos como por vías y terrenos públicos o privados que sean aptos para la circulación o no aptos, pero de uso común.


El Seguro Obligatorio de Viajeros (SOV)

Este seguro tiene como objetivo indemnizar a los viajeros cuando sufran daños corporales en accidentes que tengan lugar con ocasión del desplazamiento en un medio de transporte público colectivo de personas, cuando éstos ocurran en circunstancias establecidas reglamentariamente.

El seguro es obligatorio y ampara a todo viajero que use medios de locomoción destinados al transporte público colectivo de personas y constituye una modalidad de Seguro Privado de Accidentes individuales, compartible con otro seguro contratado por el viajero o a él referente.

El mencionado seguro no libera a las empresas transportistas, a los conductores de los vehículos o a terceros de la responsabilidad civil que, dolosamente, puedan incurrir por razón del transporte de personas, así como tampoco a las prestaciones satisfechas por razón del seguro que reducen el importe de la expresa responsabilidad.

La cobertura garantizar por el SOV comprende solamente la indemnización pecuniaria y la asistencia sanitaria cuando, debido a un accidente, se produce la muerte, invalidez permanente o incapacidad temporal del viajero.


Ámbito de aplicación

La protección del SOV alcanza a todos los usuarios de medios de transporte público colectivo español de viajeros, urbanos e interurbanos, en tanto circulen por territorio nacional y en todos los viajes que tengan su principio en dicho territorio, aunque sin limitación de destino.


Personas aseguradas

Se encuentran protegidas por este grupo todas las personas que en el momento del accidente estén provista con el título de transporte, ya sea de pago o gratuito. Cuando el título de transporte se expida sin exigir la identificación del viajero, se presumirá que el accidentado estará provisto de billete en todos los casos en que por las condiciones del accidente sea verosímil el extravío la destrucción del mismo.

Están también protegidos los usuarios menores de edad que según las normas reguladas para cada medio de transporte, están exentos del pago de billetes o de pasaje.

Son también asegurados le personal dedicado por la empresa transportista a los servicios requeridos para el uso o funcionamiento del vehículo, así como el personal al servicio de las administraciones públicas que se hallen, durante el viaje, en el ejercicio de sus funciones.


Riesgos cubiertos

Tendrán la protección del seguro las lesiones corporales que sufran los pasajeros debido al choque, vuelco, alcance, salida de la vía, rotura, explosión, incendio, golpe exterior y cualquier otra avería que afecte o proceda del vehículo.

Abarca también los accidentes que se produzcan durante el viaje y los que ocurran tanto antes de que éste comience, como una vez que el vehículo se ha puesto a disposición de los viajeros como los que sobrevienen después de terminar siempre que el asegurado estuviera en el interior del vehículo cuando ocurrieran. No obstante, tendrán protección, entre otros:

  • Por los accidentes que ocurran al entrar en el vehículo o salir del mismo por el lugar debido, teniendo contacto directo con éste, así como los que sean durante la entrega y recuperación del equipaje directamente del vehículo.
  • Los accidentes que se produzcan al acceder o abandonar vehículos que hayan de ocuparse o evacuarse en movimientos debido a la naturaleza del medio de transporte.
  • Los que sobrevinieran cuando sea necesario efectuar el acceso o abandono del vehículo en situación excepcional que implique mayor peligrosidad que de lo normal

El SOV no abarca los accidentes que son provocados en estado de embriaguez o bajo efectos de drogas, estupefacientes estimulantes, o bien en la comisión de actos dolosos.


Medios de transporte incluidos en el seguro obligatorio de viajeros

Se incluyen los transportes de viajeros realizados en vehículos automóviles que circulen sin camino de rodadura fijo y sin medios fijos de captación de energía, por todo tipo de vías terrestres urbanas e interurbanas, cuando éste sea público.

Los transportes de personas que se lleven a cabo en trolebús, así como los que se produzcan en teleféricos, funiculares, telesquíes, telesillas, telecabinas u otros medios en los que la tracción se haga mediante cable y en los que no exista camino de rodadura fijo.


Obligaciones del transportista

Como es el tomador del seguro, le corresponde:

  • Pagar la prima del seguro, cuyo importa repercutirá al viajero incorporándolo al precio del transporte.
  • En caso de accidente, deberá dejar constancia por escrito de los avisos de siniestro que reciba y de todos los datos y circunstancias que sirvan para calificarlos, además de las comprobaciones realizadas con este fin.
  • Comunicar al asegurado la ocurrencia del accidente, las actuaciones realizadas para reducir las consecuencias del siniestro y realizar todo lo necesario para que los asegurados o beneficiaros puedan obtener las prestaciones del seguro.


Obligaciones del asegurado o beneficiarios

En caso de que se produzca un accidente, el asegurado o los beneficiarios tendrán que formular aviso del mismo ante el transportista en cuyo vehículo haya ocurrido el mismo o al personal de las empresas que prestan servicio en los medios de transporte, o que estén al frente de las estaciones, administraciones o instalaciones.

Incumbe al asegurado o a los beneficiarios de la prueba de los daños corporales consecuencia del accidente.

El asegurado justificará su condición como tal mediante el billete o documento que habilita para el transporte oneroso o gratuito, o bien por certificación emitida por la empresa o autoridad que ordenó la prestación del servicio durante el trayecto, así como por cualquier otro medio de prueba admitido.


Documentos de control en el autobús

En el transcurso de los servicios y actividades de los autobuses, éstos deberán llevar a bordo correctamente cumplimentados los documentos de control administrativo que se establezcan.


Billetes

Las empresas deberán proveer a los usuarios de servicios interurbanos de transporte de viajeros contratados por plazas de pago individual de su correspondiente título de viaje o billete, que deberá ser conservado por el mismo hasta la finalidad del trayecto.

Los niños menores de cuatro años que no ocupen plaza no necesitarán billete.

En el billete deberá estar legibles sin enmiendas ni tachaduras al menos la siguiente información:

  • Nombre de la empresa titular de la concesión y autorización.
  • Origen y destino del trayecto.
  • Fecha de emisión del billete.
  • Precio del billete con IVA incluido.
  • Fecha de realización del servicio, quedando exceptuados:
    • En los servicios de cercanías con venta de billetes en ruta.
    • En los billetes que se adquieren de forma anticipada con fecha abierta.
    • En los billetes de ida y vuelta con fecha abierta de regreso.
    • En los billetes conjuntos con fecha abierta de continuación.

En estos tres últimos casos figurará la fecha de realización del servicio cuando sean formalizados determinando su fecha de utilización.


Los billetes podrán despacharse en:

  • En los locales establecidos para ese fin de empresas titulares de los servicios regulares de transporte de pasajeros de uso general, y en todo caso en las estaciones de viajeros.
  • En las agencias de viaje y, en su caso, en los locales u oficinas autorizadas por los titulares de servicios regulares de transporte de viajeros de uso general para hacerlo en su nombre.
  • En ruta por el conductor u otro empleado asignado para este fin por la empresa.


En la actualidad, también pueden solicitarse a través de internet o el teléfono móvil.

El despacho de billetes para su uso inmediato deberá abrir con una antelación mínima de treinta minutos antes de la salida del servicio, cerrándose hasta diez minutos antes de la misma. Se reservará siempre en esta venta inmediata el 20% del total de las plazas útiles del vehículo que realice simultáneamente el servicio.

En los billetes despachados con reserva de plaza, figurará la fecha de realización del servicio quedando ese día reservada la plaza para el pasajero del billete. La reserva de la plaza no da lugar a que se realicen recargos o percepciones complementarias sobre el precio del billete.

En los puntos de venta podrán despacharse billetes conjuntos cuando los horarios de los diferentes servicios de transporte de pasajeros por carreta o de éstos y el ferrocarril u otro modo de transporte se hallen establecidos en forma que permita facilitar la continuidad de los viajes o transportar los respectivos itinerarios, pudiendo las empresas titulares de los mismos proceder a la expedición conjunta de billetes sin alterar sus tarifas.

En los billetes conjuntos deberán figurar separadamente los precios correspondientes a cada uno de los viajes de las distintas concesiones que apliquen.

En cualquiera de los puntos de expedición podrá procederse a la venta anticipada de billetes, de manera que puede reservarse plaza para un servicio concreto o con fecha abierta para la realización del viaje.

Los billetes podrán sustituirse con la autorización previa del órgano competente, por tarjetas de abono o documentos similares valederos, en un mismo trayecto o en varios, para un número limitado de viajes o para un determinado período de tiempo con o sin límite en cuanto al número de viajes.


Garantía de los viajeros

El pasajero tiene la posibilidad de desistir de la realización del viaje, solicitando a la empresa la anulación del billete que ha comprado con una antelación mínima de dos horas antes de la salida del vehículo.

En esta circunstancia el viajero tendrá derecho a la devolución del 90% del importe del billete, si la anulación se solicita antes de las 48 horas de la salida del autobús, y del 80% si la realiza con posterioridad a este plazo, pero hasta dos horas antes de la salida. Si se solicita con menos de dos horas de antelación, no tendrá derecho a ninguna devolución del importe.

El tiempo máximo de duración del trayecto no podrá superar al fijado más de una cuarta parte.

Todos los cambios de itinerario, calendario y horario se anunciarán en las administraciones y estaciones con un mínimo de 8 días de antelación a su implantación.

Además, el usuario deberá ser informado con antelación suficiente de los posibles cambios excepcionales en la prestación del servicio, como retrasos, desvíos, acortamientos del recorrido, realización de expediciones, etc. En caso de que el viaje se interrumpa por avería del vehículo, la empresa competente adoptará las medidas necesarias para sustituirlo por otro con la finalidad de conducir a los viajeros a su destino.

La avería o pérdida de equipajes y encargos facturados sin declaración de valor determina la obligación de la empresa de abonar hasta un límite máximo que está establecido en la tarifa vigente.


Libro y hojas de reclamaciones

Las empresas contratistas de servicios de transporte público regular de pasajeros de uso general, y aquellas que gestionan las estaciones de transporte de pasajeros deberán disponer de un libro u hojas de reclamaciones en que los usuarios puedan formular sus quejas, de manera que éstas puedan ser conocidas por la Administración.

Debe haber disponible un ejemplar del libro o número suficiente de hojas de reclamaciones para los usuarios en las siguientes localizaciones:

  • En las instalaciones fijas autorizadas para expender billetes.
  • En los vehículos que realicen servicios que tengan paradas en lugares donde no haya instalaciones fijas o autorizadas para expender billetes.
  • En todas las estaciones de transporte de pasajeros.


Las empresas deberán presentar este libro de reclamaciones ante los órganos competentes para que otorguen la autorización en que se ampara el vehículo o, en caso de que sean libros adscritos a locales, ante los órganos competentes en materia de transportes del lugar en que se ubiquen los mismos para su diligenciado, a cuyo fin deberá cumplimentar los datos precisos que figuran en el mismo.

Este libro será de libre edición, constará de varios ejemplares de hojas de reclamaciones enumeradas de forma correlativa. Cada hoja se confeccionará por triplicado, de igual numeración, en papel autocopiativo, de manera que:

  • El primero se remita al órgano que ostente la competencia sobre el servicio o actividad.
  • El segundo al reclamante.
  • El tercero a la propia empresa transportista o gestora, quedando unido al libro para su constancia.


Cada una de las reclamaciones se formulará por escrito en una hoja del libro de reclamaciones consignado los hechos que han causado la reclamación, así como información sobre el reclamante (nombres, apellidos, número del documento nacional de identidad, domicilio y firma) y el lugar y fecha de la reclamación.

Podrán consignarse por el reclamante cualquier otra información que considere de interés para un mejor conocimiento de la reclamación. Las empresas están obligadas a facilitar este libro a los usuarios que así lo soliciten.

Cuando el usuario formula la reclamación, la empresa deberá entregarle el ejemplar de la hoja destinada al mismo y, en el plazo de 30 días, remitirá al órgano competente sobre el servicio o actividad el ejemplar que se le destina. Irá acompañado del informe o las alegaciones que estime convenientes sobre los hechos relatados por el reclamante, terminando con las indicaciones sobre si acepta la reclamación o no.

El diligenciado del segundo y sucesivos libros de reclamaciones para un mismo vehículo, servicio o actividad, requerirá la devolución del libro anteriormente diligenciado, a menos que se acredite suficientemente la imposibilidad de hacerlo de esta forma.