¿De qué país quieres obtener tu licencia? Cerrar
× Regístrate o haz login para practicar con los últimos exámenes DGT 2020 con explicaciones, manuales, test inteligentes...

Información básica del vehículo

El motor

La función del motor es la de transformar la energía que recibe en un movimiento mecánico que consigue el desplazamiento del vehículo.

Hay distintos tipos de motores, pudiendo ser de 2 o de 4 tiempos. Los motores de dos tiempos usan una mezcla de aire, combustible y aceite, mientras que los de cuatro tiempos una mezcla de aire y carburante.

Es recomendable conocer el funcionamiento del vehículo para prevenir la aparición de problemas o la producción de accidentes. Será aconsejable que evite gastos innecesarios y reduzca la contaminación ambiental.

Sistemas necesarios para el motor

Sistema de alimentación

Tiene la función de entregar al motor la cantidad suficiente de aire y combustible para que éste funcione correctamente. Estará compuesto por:

  • Circuito de alimentación de aire
  • Circuito de alimentación de carburante

El carburador suele ser el encargado de realizar la mezcla de aire y carburante en la mayoría de los ciclomotores, aunque existan cada vez más vehículos que funcionan con inyección electrónica. Este tipo de vehículos reducen considerablemente las emisiones contaminantes y tienen un menor consumo de carburante.


Mantenimiento
  • Se debe revisar de forma periódica que el filtro de aire esté limpio, considerando en especial que tiende a ensuciarse más en verano que en invierno. Se sustituirá siguiendo las instrucciones del fabricante.
  • Se debe comprobar el estado del ralentí. En caso de que éste sea demasiado alto el motor girará más deprisa, aumentará su consumo de carburante y sus efectos contaminantes. En caso de que éste sea demasiado bajo, el motor se parará cuando deje de acelerar.

El sistema de escape

Su función es la recogida de gases del motor llevándolos hacia el exterior del vehículo. Estará compuesto de:

  • Silenciador de explosiones (anulan el ruido): reducen tanto el ruido del motor como la temperatura de los gases que emite.
  • Catalizador: su función es reducir la cantidad de gases tóxicos que se emiten al exterior. Todavía no está implantado en todos los ciclomotores.


En todo caso quedará prohibida la circulación de vehículos a motor o ciclomotores:

  • Cuando los gases emitidos por el vehículo circulen por un silenciador incompleto, inadecuado, deteriorado o a través de tubos resonadores de gran contaminación acústica.
  • Cuando circulen con el escape libre, es decir, sin el silenciador de explosiones obligatorio.
  • Cuando no cuenten con un dispositivo dirigido a evitar la proyección de combustible no quemado.
  • Cuando emitan humos que puedan perjudicar la visión o resultar perjudiciales.
  • Cuando estén emitiendo ruidos innecesarios, como música muy alta, claxon, etc.
  • Cuando, de cualquier manera, estén superando los valores máximos permitidos para los ruidos, humos o gases. Los agentes de la autoridad podrán no sólo aplicar la sanción oportuna sino también inmovilizar el vehículo.


El sistema de lubricado

Su función es la de reducir la fricción y el desgaste producido entre el motor y sus piezas, de manera que entremete una película de aceite entre las mismas.

Cuando el vehículo cuenta con un motor de dos tiempos la lubricación tiene lugar a través del aceite que contiene la propia mezcla de aire, carburante y aceite.

Algunos ciclomotores añadirán el aceite en el depósito de carburante de forma que realicen la mezcla de manera proporcionada según las indicaciones del fabricante. Algunos surtidores de carburante proporcionarán gasolina con el aceite ya mezclado.

En la actualidad, los ciclomotores suelen tener un depósito de carburante y otro de aceite, de manera que mientras el motor está en marcha se realiza la mezcla en las proporciones necesarias para cada momento. Si este es su caso deberá revisar el depósito de aceite cada vez que se reposte combustible en caso de que tuviera que reponerlo. Algunos vehículos contarán con un testigo que le indique esta necesidad.


El sistema de refrigeración

Tiene la función de repeler parte del calor que se genera cuando el motor se encuentra en marcha. El sistema de refrigeración habitual en los ciclomotores puede variar:

  • Por aire directo: el motor se enfría cuando entra en contacto con el aire al producirse el movimiento del vehículo. Se recomienda que el conductor pare el motor cuando no lo esté utilizando, debido a que no es un sistema muy eficaz de refrigeración.
  • Por aire forzado: además del sistema previo, éste añade el funcionamiento de unas aspas en movimiento dirigidas por el motor, que provocan que circule el aire hacia el mismo.
  • Por líquido: se trata de uno de los sistemas más eficientes que consiguen la temperatura más adecuada para el motor. Funcionan a través de la inyección de un líquido refrigerante que se encuentre junto al motor, en unos huecos específicos para ello. Cuando el calor pasa por el radiador, el líquido actúa enfriando el motor.
Mantenimiento
  • Cuando el sistema de refrigeración es por aire, deberá limpiar de forma periódica las aletas de refrigeración del motor.
  • Cuando el sistema de refrigeración sea líquido:
  • Compruebe el nivel de líquido refrigerante dentro del vaso de expansión con el motor apagado y en frío, de manera que éste se encuentre entre los niveles mínimos y máximos.
  • Sustituya el líquido refrigerante conforme a las instrucciones del fabricante, que normalmente aprecia suficientes propiedades protectoras durante al menos dos años.
  • No olvide añadir anticongelante en invierno para evitar que se congele.

El equipo eléctrico

La batería

Su función es la de proporcionar energía eléctrica cuando el motor no esté en marcha.

Para mantener en correcto estado el sistema eléctrico deberá:

  • Comprobar el nivel de electrolito, la mezcla de agua con ácido sulfúrico. Si no cubriera las placas que se encuentran en el interior de la batería, deberá encargarse de añadir agua destilada. Actualmente hay baterías que requieren bajo mantenimiento, debiendo revisar el líquido cada seis meses, o baterías que no requieren mantenimiento alguno, que no requieren la comprobación del nivel, pero sí de que los bornes estén limpios y ajustados correctamente.
  • Cubrir los bornes con vaselina o grasa blanda y limpiarlos de forma periódica.
  • Limpieza regular de los orificios de los tapones.

El sistema de carga

Su función es la de proporcionar energía eléctrica cuando el motor esté encendido.

El sistema de arranque

Tiene la función de producir los primeros giros del motor.

El sistema de encendido

Las bujías producirán en primer lugar una chispa en el interior de los motores cuando éstos sean de gasolina, de manera que se enciende la mezcla de aire y carburante. Deberá revisarlas y reemplazarlas conforme a las indicaciones del fabricante.

El sistema de iluminación

Tiene como fin proporcionar fuentes de iluminación para poder ver, ser vistos y realizar las maniobras necesarias.

Sistema de transmisión 

Su función es la de dirigir la fuerza del motor a las ruedas o ruedas motrices, o a la rueda trasera en el caso de ciclomotores de dos ruedas.

Dependiendo de si el ciclomotor tiene cambio de marchas, los elementos del sistema de transmisión podrán diferir. Sin embargo, es habitual que todos cuenten con una correa o cadena de transmisión que es la responsable de dirigir la fuerza a la rueda motriz. Esta correa deberá mantenerse en buen estado y con la tensión necesaria para su correcto funcionamiento. Asimismo, las cadenas tendrán que estar engrasadas de forma correcta.


Elementos de seguridad pasiva

El casco

La función del casco es la de absorber toda la energía posible en el caso de impacto, evitando la abrasión y los golpes directos al conductor, de manera que reduzca el riesgo de resultado de muerte o lesiones graves en el caso de accidentes. Para que el casco cumpla debidamente su función se deberá considerar:

  • Que esté debidamente homologado.
  • Qué tipo de casco es. Los cascos integrales son los más seguros, ya que cubren toda la cabeza y la cara.
  • Que la talla sea la adecuada para adaptarse sin resultar incómoda.
  • Que el relleno y acolchado permitan absorber el golpe y hacerlos más cómodos.
  • Que el material sea de calidad. Los cascos que son de policarbonato no permiten colocar adhesivos ni pintarse, además de que pueden caducar.
  • Que la pantalla o visera sea preferentemente anti vaho. Deberá ser también anti ralladuras. En caso de que el casco no tenga visera deberán llevarse gafas de protección que le permitan mantener el ángulo abierto de visión.
  • Los cierres de la correa deberán impedir que pierda el casco en caso de salir despedido por un accidente.
  • Que el color sea brillante o reflectante, debido a que estos colores son más seguros, se distinguen mejor de noche y dan menos calor.
  • Que tenga buena ventilación, lo que también ayudará a que no se empañe la visera.

Se tiene que recordar que, aunque el casco no sufra muestras de desperfectos exteriores, si éste ha sido golpeado fuertemente o cae al suelo desde una altura de metro y medio, puede tener la eficacia disminuida.


La vestimenta

En el caso de que esté utilizando un vehículo que no tenga carrocería externa, deberá considerar que la vestimenta que lleve es la única protección corporal que tendrá en caso de sufrir una caída o impacto. Por tanto, es aconsejable que la ropa cumpla con las siguientes exigencias:

  • Deberá poder resistir rozamientos durante una caída. Las prendas de tejidos resistentes pueden cumplir con este requisito.
  • Deberá tener protecciones en las zonas más vulnerables en caso de caía, como la espalda, los codos, rodillas, hombros, manos, etc.
  • Debe considerar que el casco y la indumentaria sea de colores llamativos y tengan elementos reflectantes para poder mejorar nuestra percepción ante otros usuarios de la vía.
  • Será recomendable usar guantes resistentes a la abrasión y con protecciones adecuadas incluso en verano, así como botas altas ajustadas y con tacón. No se recomienda el uso de sandalias.


El cinturón de seguridad y los sistemas de retención infantil

Su función es la de sujetar el cuerpo en caso de impacto, frenado brusco o de vuelco, de manera que protejan a los ocupantes de ser golpeados de forma violenta o de salir despedidos al exterior. Se estima que el uso de estos sistemas reduce casi a la mitad el resultado de muerte en accidentes de tráfico.

Serán totalmente eficaces cuando estén en perfecto estado y se coloquen de manera adecuada:

  • La cinta torácica deberá atravesar el centro del pecho y pasar sobre la clavícula.
  • La cinta abdominal debe estar colocada sobre la pelvis y rodear los huesos de la cadera.
  • Deberá estar bien ajustado al cuerpo y sería recomendable que no usara prendas como abrigos mientras conduce, debido a que reducen su eficacia. Está prohibido el uso de pinzas para reducir la presión.
  • Es igualmente eficaz durante el embarazo, aunque hay accesorios destinados a mejorar la seguridad de la madre y del bebé.
  • En caso de que haya sufrido un accidente deberán cambiarse los cinturones dañados debido a la posible pérdida de eficacia o a las roturas en los anclajes.
  • Con el fin de evitar el efecto submarino según el cual el conductor se desliza hacia abajo en el asiento bajo la cinta abdominal, se deberá evitar conducir demasiado tumbado, así como no colocar fundas, cojines, toallas u objetos similares.


En el caso de menores, estará prohibido que vayan en brazos de los adultos. Deberán utilizar los adecuados sistemas de retención infantil:

  • Será más seguro cuando se sitúe en el sentido opuesto a la marcha.
  • El asiento trasero central es el más seguro debido a que los impactos laterales tienen menor alcance en ese sitio.
  • El sistema ISOFix asegura un montaje más sencillo y correcto de la sillita, así como permite una sujeción más afianzada.


Airbags

Su objetivo es el de evitar que los ocupantes se golpeen contra los distintos elementos del vehículo en el caso de impacto brusco. Para que sea eficaz deberá:

  • Permitir una distancia de unos 25 cm con respecto al volante.
  • Ponerse el cinturón de seguridad, debido a que lo complementa, pero no lo sustituye.
  • Desactive el airbag del acompañante si hay colocado algún sistema de retención infantil orientado hacia atrás.
  • No coloque objetos cerca del airbag ni deje que el acompañante ponga los pies en el salpicadero.


Los reposacabezas

Su función es evitar las lesiones de tipo cervical que son producto de los fuertes impactos por alcance o impacto en accidentes. Para que sea completamente eficaz deberá ir regulado de manera apropiada:

  • Altura: la parte alta del reposacabezas deberá colocarse a la misma altura que la parte más alta de la cabeza, de manera que la parte más ancha quede nivelada con respecto a los ojos del conductor.
  • Distancia: la distancia que debe haber entre la cabeza del conductor y el reposacabezas debe ser la mínima imprescindible, no superior a los 4 cm.


Elementos de seguridad en el vehículo

Seguridad activa o primaria

Es la dirigida a evitar accidentes. La conforman las ruedas, el sistema de frenado, la suspensión, dirección, luces, etc. Seguridad pasiva o secundaria: es la dirigida a evitar o disminuir los daños que producen los accidentes. La conforman el casco, los guantes, etc.

Seguridad preventiva

Es la dirigida a asistir al conductor en el mantenimiento de su atención o que le faciliten una respuesta, como la ergonomía.


Suspensión y dirección

El objetivo de la suspensión es el de mantener los neumáticos sobre el pavimento para evitar que éstos pierdan adherencia, al mismo tiempo que consigue que las irregularidades del terreno se transmitan al vehículo y éste se mantenga estable.

En caso de que los amortiguadores no estén en buen estado, algunos de los síntomas serán los rebotes o la inclinación excesiva. Asimismo, la distancia de frenado se verá fuertemente aumentada.

La dirección tiene la finalidad de dirigir el vehículo en función del giro que se haya dado en el volante o manillar. Deberán mantenerse en buen estado y sin holguras.


Las luces

Tienen la misión de permitirnos ver, ser vistos y de señalizar. Se deberá revisar periódicamente tanto su regulación como su funcionamiento y sus condiciones.

Cuando el reglaje de las luces es demasiado bajo, la iluminación se empequeñece y se tarda más en ver los objetos presentes en la vía. Si la luz está reglada demasiado alta, la iluminación será peor y tendrá más riesgo de deslumbrar a otros usuarios.