× Consejo: Regístrate o haz login para practicar con los últimos exámenes DGT 2017, premios, manuales, test inteligentes...
TEMA 6
Indumentaria para conductores de motocicleta

La indumentaria del conductor de motocicleta le ha de proteger de los daños corporales que pueda sufrir en caso de accidente, y de las condiciones atmosféricas adversas. También nos protegerá de sufrir heridas más graves en caso de caída y amortiguará el golpe.

6.1 El casco

El casco es un elemento esencial en la seguridad pasiva del conductor de motocicleta, que protege su cabeza, además de hacerlo visible para el resto de usuarios de la vía debido a sus colores vivos.

Estarán obligados a usarlo el conductor y pasajeros de motocicletas, ciclomotores, vehículos de tres ruedas y cuadriciclos, en todo tipo de vías. Cuando la motocicleta o cuadriciclo, cuente con una estructura de autoprotección y cinturón de seguridad, el conductor deberá utilizar éste último como elemento de seguridad.

El casco debe estar siempre homologado conforme a las normas vigentes, y ésta homologación la encontraremos en una etiqueta en el interior del mismo. En caso de accidente, si la responsabilidad no es nuestra, el seguro del contrario se hará cargo de la adquisición de otro casco.

6.1.1 Partes del casco

El casco para conductor de motocicleta cuenta con 3 partes diferenciadas: la visera, el revestimiento interior de protección, y la cubierta del casco.

Visera
La visera de un casco debe estar fabricada de un material resistente que no se empañe y evite los arañazos, de lo contrario podrían aparecer reflejos deslumbrantes de noche. Algunos cascos ya cuenta con un sistema de ventilación específico que evita el empañamiento, e incluso existen viseras térmicas antivaho contra la humedad.

Es importante que el motorista pueda manipular la visera de forma sencilla, incluso cuando utilice guantes. También son de gran utilidad las viseras tintadas, que ayudan a mejorar la visibilidad cuando el sol es intenso.

Revestimiento interior de protección
Éste revestimiento situado en la parte interior del casco, absorbe la energía de un golpe y lo amortigua al deformarse con facilidad. Acostumbra a estar fabricado con estireno o un material similar. Una vez es golpeado ésta parte del casco se deforma, por lo que deberemos sustituirlo por otro de forma obligatoria.
El revestimiento acolchado interior, que suele estar fabricado de espuma sintética, es el que asegura la comodidad del casco para que no provoque fatiga en el motorista, y el forro interior absorbe la humedad de la transpiración.
Lleva instalado en su estructura una correa de sujeción o barboquejo regulable, que se debe ajustar al máximo en la barbilla del motorista para que el casco no salga despedido en caso de impacto.
Dicha correa debe estar siempre abrochada incluso en trayectos cortos en ciudad, y el sistema de abrochado más recomendable son los broches que cierran mediante presión.

Cubierta exterior
La cubierta es la parte del casco que protege la cabeza del motorista de los agentes externos que le afectan (condiciones climatológicas, gravilla, piedras etc…). Ésta cubierta ayuda a que el impacto con objetos duros o puntiagudos sea menos violento, así como a distribuir la fuerza ante un impacto.
Cuando el impacto es muy violento, la cubierta se deforma antes de romperse al absorber toda la energía del golpe.

6.1.2 Tipos de casco

Existen dos tipos de casco para motorista: el casco integral y el casco de piloto. El casco integral cuenta con una visera completa y una protección que cubre toda la cabeza, lo que hace que sea el tipo de casco que mejor nos protege.

Por su parte el casco de piloto o jet es mucho más ligero que el anterior, y permite al motorista respirar mejor al no cubrir toda la cara.

6.2 Los guantes

Es imprescindible el uso de guantes al conducir una motocicleta, para así protegernos de las inclemencias del tiempo y evitar rozaduras o heridas en caso de caída al apoyar las manos en el asfalto.

El material más utilizado al confeccionar estos guantes es el cuero, y deben quedar ceñidos a la muñeca mediante costuras preferiblemente exteriores, que impiden la entrada de aire en las manos. Al ser de cuero además, debemos engrasarlos regularmente para conservar su flexibilidad.

Los guantes deben ser utilizados también en verano y estaciones intermedias, pero es habitual utilizarlos sin forro, o con un forro fino de algodón por ejemplo para evitar la sudoración. En invierno se pueden utilizar unos guantes finos de algodón debajo de los guantes de cuero para mantener la temperatura.

Existen también guantes con remaches metálicos que refuerzan la protección frente a las posibles heridas por rozamiento y las quemaduras por fricción.

6.3 Las botas

Éstas botas nos protegerán del frío y también de posibles quemaduras y rozaduras con el tubo de escape. Es habitual que las botas para motorista vengan reforzadas con protectores para tibia y tobillos, zonas muy dañadas en accidentes y choques con motocicleta.

Es muy importante no conducir una motocicleta con calzado deportivo o similar ya que no ofrece la sujeción suficiente a los estribos, no sujeta los tobillos ni protege el pie ante rozaduras o caídas, y no resisten la calor y las altas temperaturas del tubo de escape.

La bota izquierda cuenta con un refuerzo de cuero en la parte superior, debido a que ésta parte sufre un mayor desgaste al cambiar de marchas. También la mayoría de botas cuentan con un cierre de cremallera en su parte interior o exterior y hebillas para reforzar la sujeción.

Por lo que se refiere a su colocación las botas suelen ir por debajo de la pernera del pantalón, excepto en el caso de los trajes integrales de cuero que irán colocados por dentro de la caña de la bota.

6.4 El traje

El traje del conductor de motocicleta debe ser siempre de colores llamativos y vivos para poder así ser visto desde la lejanía y también de lado. Puede estar confeccionado en cuero, materiales sintéticos y materiales textiles.

6.4.1 Traje de cuero

Es el tipo de traje más utilizado por los motorista ya que protege contra el viento debido a que no ondea con el aire, y defiende la piel del conductor ante una caída debido a que no se desgarra fácilmente ante el roce.

Éste tipo de traje está formado por un conjunto de cazadora y pantalón que acostumbra a cerrarse con un cierre de cremallera. Si dicho traje incorpora protecciones en rodillas o codos, por ejemplo, la seguridad que nos ofrecerá será mucho mayor. Dichas protecciones de plástico duro o espuma sintética amortiguan el golpe y evitan fracturas y heridas graves.

El traje de cuero no se debe llevar directamente sobre la piel por razones higiénicas, por lo que es recomendable llevar prendas interiores de algodón o seda para conservar el equilibrio térmico.

Cuando la moto que se conduce es de tipo todo-terreno, los motoristas visten un traje especial con protectores rígidos, y guantes y botas especiales para que tengan más libertad en los movimientos.

6.4.2 Trajes de tela

Los trajes realizados en materiales textiles son más utilizados que los de cuero, ya que regulan mejor la temperatura y se quitan y se ponen más rápidamente. Presentan también inconvenientes ya que su resistencia al rozamiento es muy baja, se deterioran con facilidad con los rayos del sol, y ofrecen escasa transpiración y seguridad.

Especialmente utilizados son aquellos que incluyen Gore-tex entre sus materiales ya que éste equilibra la temperatura corporal.Pese a que éste material es impermeable siempre es recomendable llevar un mono complementario por si se da el caso de lluvia.

6.5 Gorguera

La gorguera es un pañuelo fino que protege el cuello del frío para evitar las corrientes de viento, las rozaduras del mono en el cuello y la posible entrada de insectos en el traje. Las gorgueras al no tener que ser anudadas y cerrarse con velcro, son más cómodas que los pañuelos convencionales al no dejar marca en el cuello y no ondear al viento.

6.6 Sotocasco

El sotocasco protege del frío y evitará que nuestro cabello ondee al viento y nos dificulte la visión de la vía. Se sitúa debajo del casco y suele estar fabricado en seda o algodón.

6.7 Riñonera

Para proteger la zona lumbar del motorista ante sacudidas y vibraciones, es recomendable el uso de una riñonera a modo de faja para defender al motorista también del frío.

Está fabricada en material elástico para que se adapte al cuerpo de cada conductor y la colocaremos siempre debajo del mono, dejando el traje por encima de la misma.