× Consejo: Regístrate o haz login para practicar con los últimos exámenes DGT 2017, premios, manuales, test inteligentes...
TEMA 11
Conducción con pasajeros y carga

Conducir una motocicleta transportando a un pasajero conlleva una sensación más intensa de la conducción al vivir juntos, la aceleración y la velocidad en las curvas. Cuando llevamos a un acompañante, éste deberá colocarse en el asiento detrás del conductor, a horcajadas, y con los pies apoyados en los reposapiés laterales, junto con el casco de seguridad puesto.

Queda totalmente prohibido circular con menores de doce años como pasajeros de una motocicleta con o sin sidecar. Excepcionalmente se podrán llevar a los mayores de 7 años, siempre que lleven puesto el casco homologado, y el conductor sea uno de sus padres, tutores o persona autorizada.

11.1 Preparación de la motocicleta

El primer paso que debemos realizar para aumentar la seguridad durante la marcha, es ajustar la motocicleta para el peso adicional que tendrá que soportar. Por ello graduaremos el faro para evitar que deslumbre al resto de usuarios de la vía, y aumentaremos la tensión en los muelles de la suspensión trasera y amortiguadores.

En las motocicletas que cuenten con ella, también se ajustará la horquilla telescópica aumentando la presión del aire. También cuando tengamos pensado viajar con un acompañante o equipaje pesado, debemos aumentar la presión de los neumáticos, según lo que indique el fabricante del mismo.

11.2 Comportamiento del acompañante

Para poder llevar un acompañante en nuestra motocicleta, ésta debe disponer de apoyapiés o estribos para el acompañante, asientos para dos personas, y un dispositivo adecuado que le permita sujetarse. El acompañante nunca debe ir situado entre el conductor y el manillar de la motocicleta.

La mejor forma que tiene el acompañante de asegurar su seguridad, es rodeando sus brazos a la cintura del conductor, y presionar sus rodillas contra éste, apoyando bien los pies en los apoyapiés laterales.

Llevando a cabo estas indicaciones, el acompañante podrá adoptar la misma posición que el conductor más fácilmente, inclinándose con él en las curvas. También se evitará la entrada de corriente de aire, y cuando aceleremos en la arrancada, no habrá peligro de que el pasajero pueda caerse hacia atrás.

También si frenamos, el acompañante podrá apoyarse con las manos en el depósito de gasolina, para no irse hacia delante, por lo que la posición a adoptar es siempre muy importante. Si el conductor es inexperto además deberá revisar su equipamiento, y circular lentamente los primeros kilómetros para que el acompañante se adapte, especialmente si es un niño.

La comunicación verbal entre el conductor y el pasajero no será sencilla, debido al ruido de la circulación, la velocidad, y la colocación del casco. Es por ello que existen casco intercomunicados por radio, que permiten la conversación entre los ocupantes de la motocicleta.

El transporte de un viajero modificará el comportamiento de la motocicleta durante la marcha, ya que nos será más difícil inclinarla, y posteriormente volver a enderezarla. Debido al aumento de peso, el trayecto recorrido en los adelantamientos será mayor, y necesitaremos más espacio para frenar.

El peso hará también que la resistencia al viento transversal crezca, y que las ruedas al frenar se bloqueen más tarde y con más dificultad.

11.3 Carga máxima

Nunca se podrá sobrepasar la masa máxima autorizada de la motocicleta que venga indicada en la Tarjeta de inspección técnica (I.T.V). La masa de los ocupantes y la carga en conjunto, no podrá exceder de la diferencia entre la masa máxima autorizada y la masa en vacío de la motocicleta.

11.4 El equipaje

En una motocicleta se podrá transportar una gran cantidad de equipaje, siempre y cuando planifiquemos bien la distribución del mismo. Sobre esto, el mejor lugar para colocar el equipaje será cerca del centro de gravedad de la moto.

Así pues, el mejor lugar para el transporte del equipaje, sobre todo para objetos pesados, es encima del depósito de gasolina. Existen maletas especiales, que se ajustan a éste depósito mediante correas o imanes, que resultan muy cómodas, pero deberemos tener cuidado al instalarlas para no entorpecer el giro del manillar.

El segundo lugar más apropiado para llevar el equipaje serán las maletas laterales, la instalación de las cuales no requerirá de ningún permiso, ya que no se ven afectadas por la Inspección Técnica.

A la hora de cargar dichas maletas debemos tener presente, que cada una puede soportar un peso máximo de 10 kilos aproximadamente. Las dos maletas deberán ser cargadas por igual, y no es recomendable circular a más de 130 km/hora con ellas cargadas, ya que se pueden balancear.

Si nuestra motocicleta cuenta con un portaequipajes, únicamente deberemos llevar en él objetos ligeros, ya que a más peso, mayor es la diferencia de peso entre la rueda delantera y trasera y la motocicleta puede bascular.

11.5 Fluctuaciones

El acompañante y el equipaje de la motocicleta provocan que la rueda delantera vaya más libre. En ésta situación muchas motocicletas se balancean o fluctuan, haciendo que el manillar y la horquilla delantera se muevan de un lado a otro. Ésto sucederá especialmente a velocidades altas.

Cuando la fluctuación se da por sobrecarga de la motocicleta, deberemos retirar parte del equipaje para no desequilibrarla. También pueden surgir movimientos pendulares por la poca presión de los neumáticos.